También habla de Game of Thrones y la incertidumbre del destino del personaje que interpreta.

El papel de Sarah Connor, que en el pasado fue el que definió la carrera de Linda Hamilton, esta vez fue para Emilia Clarke. Y esta actriz menciona en una entrevista para HitFix que no es un personaje rechazable.

“Claro que sí ¿quién no querría ese papel?” fue la respuesta de Clarke cuando se lo ofrecieron.

Y también bromeó al respecto en la entrevista: “no me gusta decirle ‘no’ a las cosas. Sueno como una completa desvergonzada.”

Al parecer la actriz ha sido muy amena en las entrevistas que ha dado en el tour de Terminator: Génesis, película que se estrenará hoy en México.  Aunque su actuación como Sarah Connor, no ha sido muy bien recibido. Pues toda aquella rudeza que tiene en otros papeles, aquí la carece. Lo cual extraña porque Emilia Clarke es bastante explotable, pero su interpretación no tiene nada que ver con la Linda Hamiltonquién destila brusquedad en Terminator y Terminator 2: Jucio Final.

Otro papel importante que tiene la actriz (y bastante rudo por cierto) es como Daenerys  en Game of Thrones. Que, por cierto, este último final de temporada dejaron a su personaje con un futuro bastante incierto. Ella dice que es la primera vez que no sabe que le pueda pasar a la Madre de los Dragones  y considerando que muchos personajes han tenido unos desenlaces bastante obscuros “tiene un poco de miedo”.

“Definitivamente es completamente desconocido. Es emocionante” afirmó la actriz. Además de la serie yTerminator: Genesis, la actriz tiene dos proyectos en camino, uno ya en post producción con el nombre de Voice from the Stone y otro en pre producción llamado Me before you.